¿En qué consisten las ayudas y a quién están destinadas?

Este paquete de ayudas de un total de 300.000.000 € pretende dar un impulso a la sostenibilidad en la edificación, favoreciendo la rehabilitación energética en edificios existentes. El objetivo es reducir el consumo de energía primaria procedente de fuentes no renovables.

 

Las instalaciones y equipos deberán cumplir con la normativa vigente establecida en el RITE y el porcentaje de las ayudas dependerá del coste elegible de las obras y el ahorro energético que supongan (ahorro en climatización, saltos en letra de certificación energética, disminución de las emisiones de CO2…). En el caso de la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas de calefacción, climatización y ventilación, la cuantía de las ayudas será del 35% en todos los casos (viviendas unifamiliares y plurifamiliares). Sin embargo, este porcentaje será del 25% cuando la rehabilitación se lleve a cabo en viviendas o locales individuales dentro de edificios.

 

Además de estos porcentajes, es posible obtener ayudas adicionales cuando se combinen simultáneamente dos o más actuaciones, siendo una de ellas sobre la envolvente térmica y otra, por ejemplo, sobre las instalaciones térmicas.

- Personas físicas o jurídicas propietarias de edificios existentes destinados a cualquier uso. 

- Comunidades de propietarios de edificios residenciales de uso vivienda. 

- Entidades locales o del sector público: empresas municipales de la vivienda (ámbito regional y ayuntamiento). 

No. Aunque las mayores subvenciones van para intervenciones integrales (por ej.: edificios de comunidades de propietarios principalmente residenciales), el objetivo del gobierno es incentivar a todos los hogares en favor de la eficiencia energética, independientemente de la magnitud de la reforma.

 

Por ejemplo, basta con cambiar unas ventanas normales por otras de altas prestaciones que aíslen mejor la casa del frío y el calor. Y en relación a las deducciones fiscales, reduciendo un 7% la demanda de calefacción o refrigeración de la vivienda para obtener una deducción del 20% en el IRPF.

Se subvencionará entre el 25% y el 35% del coste elegible, con un máximo de 6.000 €/vivienda.

Los consumidores acreditados como vulnerables y que sean beneficiarios del bono social verán incrementados los porcentajes de ayuda en un 15%. 

Se trata del importe que el usuario ha pagado por la reforma (obra y sistemas de ventilación), siempre y cuando cumplan con los requisitos del programa.

El gobierno pretende impulsar la sostenibilidad de las viviendas mediante la mejora de la eficiencia energética de las instalaciones térmicas de calefacción, climatización y ventilación (VMC).

 

El ahorro energético exigido para liberar las subvenciones debe ser de al menos un 30% y para ello se recomienda un sistema de VMC doble flujo con recuperación de calor, que permite recuperar entre un 50% y un 90% de calor de la vivienda (lo que supone un ahorro aproximado del 40% de energía en climatización). 

Sí. Cuando el edificio acredite tener una calificación energética A y se propongan medidas de mejora. En ese caso concreto, se aplicará la ayuda correspondiente a la letra A.

Las deducciones alcanzarían el 30% si la obra logra un determinado ahorro energético y alcanzarían el 60% si con los trabajos se logra mejorar la calificación energética de la vivienda. Por ejemplo, para obtener una deducción del 20% en el IRPF bastará con reducir un 7% la demanda de calefacción o refrigeración de la vivienda.

Los beneficios se aplicarán individualmente a los propietarios de las viviendas, en función de la cantidad abonada para la reforma. Para ello, es necesario conseguir una reducción de al menos el 30% del consumo de energía primaria no renovable.

¿Cuál es el proceso de solicitar y recibir las ayudas?

Las ayudas deben solicitarse mediante registro en la Sede Electrónica de cada comunidad autónoma y ciudades de Ceuta y Melilla, cuyos enlaces han sido recopilados en esta página por el IDAE.

El proceso consta de 3 fases:

 

- Fase 1 – Alta como solicitante en el programa 

- Fase 2 – Cumplimentación de formulario y presentación de documentos justificativos 

- Fase 3 - Envío y revisión de solicitud

La fecha límite para presentar las solicitudes es el 31 de julio de 2021.

El plazo máximo para llevar a cabo la reforma es de 18 meses desde la comunicación de la resolución de la concesión.

En esta página del IDAE puedes calcular el porcentaje de ayudas a las que optar en cada situación.

Mediante un certificado energético de la vivienda en su estado actual y otro de la vivienda en su estado rehabilitado elaborado por un técnico competente y en el que se incluyan las actuaciones previstas.

El pago de la subvención se realizará con posterioridad a la presentación de la documentación justificativa de Fase 2, previo estudio y aprobación de la misma.

Sí. Son compatibles con otras ayudas concedidas para la misma finalidad por cualquier administración pública, organismos o ente público, nacional o internacional, siempre que no se supere el coste de la actividad subvencionada y se cumplan las siguientes condiciones:  

- que no se superen los límites establecidos por el Reglamento (UE) nº 651/2014, de 17 de junio de 2014, para aquellos destinatarios finales que sean empresas o desarrollen actividad comercial o mercantil

- y que las ayudas otorgadas por las otras Administraciones, para la misma actuación, no cuenten con cofinanciación de Fondos Europeos.