Instalar un sistema de ventilación mecánica controlada (VMC)

En viviendas de obra nueva, las salidas a tejado para la expulsión del aire del interior de la vivienda deben situarse en la cubierta del edificio, separadas 3 m como mínimo, de cualquier elemento de entrada de ventilación (rejillas de admisión, puerta exterior y ventana) y de los espacios donde pueda haber personas de forma habitual, tales como terrazas, galerías, miradores, balcones, etc.

En obras de rehabilitación, debido a las muy probables características del edificio, quizás no sea posible instalar esas bocas de extracción en cubierta, por lo que se permite hacerlo en fachada. Para más información, consulta el Código Técnico de la Edificación.

Se recomienda instalar los modelos InspirAIR® siempre en zonas calefactadas en el interior de la vivienda, aunque se pueden instalar en zonas de exterior que estén cubiertos por un casetón o tejadillo para que no se vean directamente afectados por fenómenos meteorológicos.

Según el CTE, la distancia mínima entre los conductos de extracción y de impulsión que están en cubiertas no debe ser mayor de 3 metros.

Los filtros se deben colocar siempre del menos restrictivo al más restrictivo. Es decir, siempre se recomienda poner el filtro que pare las moléculas más grandes primero y posteriormente en orden sucesivo. La lógica detrás de esto es intentar que los filtros que paran las partículas mas finas no se ensucien de partículas que podrían ser paradas por otros filtros más económicos, ayudando así a alargar su vida útil.

Mantener un sistema de ventilación mecánica controlada (VMC)
  • Las bocas de extracción de aire (en cocina, sanitarios) deben limpiarse con agua jabonosa cada 6 meses
  • En las bocas de impulsión de aire (habitaciones, salón) es necesario quitar el polvo cada 3 meses
  • En viviendas individuales, se recomienda quitar el polvo de los rodetes del ventilador una vez al año
  • En viviendas colectivas, es aconsejable que un profesional realice un control, ajuste global y limpieza de la instalación cada 3 años

Los filtros deben limpiarse cada 2 meses y reemplazarse tras un año de uso.

La duración de los filtros varía en función del lugar de residencia. Se establece por normal que en lugares muy contaminados como centros urbanos, los filtros se deben cambiar aproximadamente cada año. En sitios donde la contaminación es menor, la vida útil puede aumentar a 2 años, pero nunca exceder ese tiempo.

 

Los filtros deben limpiarse cada 2 meses y el recuperador cada 2 años.

Los filtros de polvo se pueden reutilizar después de limpiarlos con una aspiradora. En cambio, los filtros de polen, partículas finas y COV se deben sustituir cada 1 - 2 años, dependiendo de la zona donde se resida.

La gamaInspirAIR® tiene un mantenimiento muy reducido. Simplemente hay que limpiar/sustituir los filtros cada 1 - 2 años, limpiar el intercambiador de calor cada dos años con una aspiradora, y limpiar las bocas de extracción e impulsión con un paño húmedo cada pocos meses.

Los Modelos EasyHome no requieren un gran mantenimiento. Simplemente hay que limpiar regularmente las bocas de extracción con un trapo húmedo.